daniel_mainEl estándar constituye una referencia. Consiste en un texto oficial que elabora el club de raza y que posteriormente valida y aprueba la FCI (Federación Cinológica Internacional), que coordina las sociedades caninas a ellas afiliadas en todo el mundo.

Cada raza cuenta con su estándar a partir del momento en que es reconocida por la FCI.

Cómo el de nuestro Bulldog Francés.

Ese documento describe las características a las que debe tender el perro ideal.

Se dicta una serie de indicaciones sobre morfología y aspecto físico y suele incluir un breve resumen histórico sobre la raza y los principales rasgos de su carácter.

Se enumeran también los defectos que obstaculizan la confirmación o los que, simplemente impiden que el perro sea considerado como perteneciente a la raza.

Diremos que el texto de un estándar puede parecer muy riguroso, a veces excesivo para un aficionado principiante de la raza.

El estándar puede cambiar con el tiempo, la talla, el peso, puede ser objeto de modificación.

Las modificaciones del estándar del bulldog francés ha sido modificado en 1887, 1931, 1932, 1948, 1986, 1994 y 28/04/1995.

Por eso cuando observamos fotos de ejemplares en fotografías antiguas 1900-1910 podemos afirmar que son animales que se parecen pero completamente distintos.

En próximas entradas al Blog, veremos el Estándar del Bulldog Francés.

Entrada relacionada Estándar II

Si te ha gustado el artículo por favor dale a “Me Gusta” y comparte, muchas Gracias.